NOTICIAS

La Peña Cruzando El Negrón celebra su cuarto aniversario

25/08/2021 17:13

  1. ¿Cómo surgió la creación de la peña?

La idea de crear algo relacionado con la Cultural en Asturias viene de lejos. Mucho antes de los 4 años que vamos a cumplir este próximo domingo. Parte de esta peña ya asistió, en el año 2013, al ascenso del equipo de Tercera a Segunda B en aquel memorable partido frente al Universidad de Oviedo, con prórroga incluida.

Ese fue el primer momento en el que se pensó en crear algo en Gijón que fuese un apoyo a la Cultu, aunque realmente no llegó a salir. Más adelante, el año del ascenso, ya seguimos toda la temporada con mucha ilusión. Evidentemente nada de televisión, pero sí mucha radio en las tardes de domingo en merenderos de Deva (Gijón) con la emoción de las últimas jornadas de liga, ese liderato loco de las últimas jornadas… Al finalizar de la misma fue cuando, conseguido el ascenso en el Reino contra el FC Barcelona B, donde también estuvimos presentes, decidimos realizar todas las gestiones para crear la peña de forma oficial que tiene, como fecha de nacimiento, el 27 de agosto de 2017. 

  1. ¿Con cuántos socios contáis?

Actualmente somos 60 socios y todos los años hemos ido aumentando el número a pesar de las dificultades que tiene cualquier proyecto de este tipo actualmente.

Entre esos socios, lo que más ilusión nos hace es que contamos con bastantes niños que, naciendo como han nacido en Asturias, se han acercado a la Cultural a través de la peña y hoy en día son un activo que asegura el futuro de la afición en Asturias.

En la peña también tenemos ex jugadores de la Cultu que nos hablan de su historia, de su orgullo defendiendo sus colores, exjugadores como Santi “Chatín” Martínez, Vicente, Fede o descendientes de jugadores como Braulio, que en 1927 formó parte del equipo que fue campeón regional. Todos ellos son la clave que nos permite ilusionar también a esos niños que pueden ser el futuro de esta peña.

  1. ¿Cómo seguís los partidos del equipo?

Tratamos de ir al Reino todo lo que podemos, pero, evidentemente, la distancia lo complica. Para nosotros, a diferencia de nuestras peñas hermanas de León, los desplazamientos no consisten en ir a Salamanca, Zamora o zonas cercanas de la Región Leonesa. Nuestros desplazamientos han sido siempre a León, a ver a nuestra Cultu jugar en el Reino.

Es cierto que eso para la gente de León puede no ser tan llamativo, pero nosotros, como peña asturiana de la Cultu, nos sentimos muy orgullosos por seguir uniendo Asturias y León en la pequeña medida que podemos.

Generalmente, como peña, hasta el año pasado que todo fue diferente, siempre hacemos un desplazamiento al Reino por trimestre, más alguno adicional por partidos de Copa del Rey o similar. Luego, muchos peñistas, de forma individual también se acercan al Reino cuando tienen la oportunidad porque tenemos varios abonados.

El resto de partidos tratamos de seguirlos a través de las televisiones en nuestra sede que está en el Bodegón de Coyanza, en Gijón, donde también tenemos un pequeño “museo” con objetos de la Cultu que os invitamos a conocer cuando os paséis por Asturias porque realmente hemos recibido muchas felicitaciones por lo bonito que está. A nosotros nos sirve para que todos los que pasen por el local también se empapen y conozcan a la Cultu.

  1. ¿En qué consiste el Premio Braulio 1927?

Estamos muy orgullosos de haber creado el Premio Braulio 1927 al mejor jugador de cada temporada de la Cultural y que este año iniciará su tercera edición. El primer año lo ganó Iván González, que siempre se ha portado muy bien con la peña y que estuvo fantástico el día que le entregamos la placa. Para nosotros, hasta el momento, sigue siendo nuestro “capi”

El segundo año lo ganó Kawaya aunque, desgraciadamente, por motivos del COVID no pudimos hacer una entrega como nos hubiese gustado. Este premio surge de una historia muy bonita que nos sirve para entender también el sentido de nuestra peña. Braulio es un gijonés que en el año 1927 ficha por la Cultu y, junto a otros asturianos, forma parte de la plantilla que, en aquella época, consigue alzarse con el tercer campeonato regional.

Braulio, uno de los primeros jugadores profesionales de la Cultural, compatibilizaba su pasión por el fútbol con el trabajo en una fábrica gijonesa. Consiguió permiso de sus jefes para jugar en la Cultu a condición de que no faltase ni un día a su trabajo. Así, cada día de partido en León, en el campo de Guzmán, tomaba el tren para defender los colores de nuestra Cultu. Y, claro, al terminar el ‘match’, tocaba salir corriendo del campo, sin cambiarse, en dirección a la estación para tomar el tren que le llevaría directamente a incorporarse a su puesto de trabajo sin ni siquiera pasar por casa.

Actualmente el nieto de Braulio es socio de nuestra peña y para nosotros este premio representa el espíritu que queremos transmitir, la unión de Asturias y León y el sacrificio e ilusión por estar cerca de nuestra Cultu,

  1. Sois una de las varias peñas que tiene la Cultural fuera de León...

Somos la tercera peña de la Cultu fuera de León, tras la peña madrileña y la peña de Barcelona. Para nosotros es un orgullo decirlo y es un sueño haber alcanzado ya los 4 años. Es cierto que es mucho trabajo, es cierto que hay veces que se siente cansancio o desilusión, pero cuando miras atrás y ves lo conseguido y que en el barrio o en la ciudad suena el nombre de la Cultu o te reconocen como seguidor de ella, todos esos sacrificios merecen la pena y por eso animamos a todos los seguidores de la Cultu que están fuera de León a hacerlo. A luchar por crear una peña.

Ojalá pronto en Sevilla, Valencia o Zaragoza, donde también sabemos que hay culturalistas exiliados, den lugar a la creación de nuevas peñas fuera de León.

  1. ¿Qué más actividades realizáis?

Hablando de actividades no solo buscamos una relación directa con el fútbol, sino que también tratamos de buscar una conexión cultural con León que sirva para atraer aún más gente a nuestra peña que nos permita no solo crear aficionados de la Cultu, sino dar a conocer también a León y su historia.

En ese sentido, por ejemplo, intentamos organizar en algunos viajes actividades culturales como ir a visitar el Museo de San Isidoro o asistir a los carros engalanados en la época de San Froilán. Son actividades que han tenido mucho éxito y que desgraciadamente la pandemia ha cortado pero que esperamos recuperar este mismo año con más ilusión y con más fuerza que nunca.